3 claves infalibles para vencer la adversidad

como-ser-una-mujer-fuerte

Enfrentarnos a los problemas que la vida acarrea no es simple. Requiere de mucha fortaleza interna, pero también de voluntad y constancia, para ser capaces de adaptarnos a cualquier circunstancia.

Los psicólogos han denominado a esta capacidad “resiliencia” y han determinado que quienes la poseen, despliegan actitudes personales frente al estrés y la presión, que les permiten reaccionar controlada y racionalmente; tales como el sentido del compromiso, del desafío y la oportunidad.

Es decir, son personas que fácilmente manipulan su entorno caótico en su propio beneficio, sea para evitar su destrucción (proteger su integridad) o sea para crear nuevas soluciones (aportar a su vida elementos positivos).

Y aunque varias teorías afirman que es una aptitud nata, esto no significa que no podamos desarrollarla para hacerla nuestra mejor arma contra la adversidad. Pero para ello, es necesario trabajar en tres aspectos:

  • Tu creatividad. De pequeños, hasta nos daban un manotazo cada vez que queríamos tocar las cosas o movernos de nuestro lugar; cuando no hacíamos las cosas tal como nos las ordenaban o no recitábamos las lecciones escolares tal como aparecían en la libreta; bueno, pues ahora es cuándo. Encontrar soluciones requiere de una fuerte dosis de “dejarnos volar”: Imagina varios escenarios ante cada vivencia, sus consecuencias y cómo las enfrentarías.
  • Un agente de “enganche”. Todos necesitamos sentir la cercanía del otro, sobre todo en tiempos difíciles, porque al final somos seres sociales. Acércate a alguien a quien admires o con quien estés en sintonía para platicar acerca de tus miedos, frustraciones, ilusiones… Él será tu sostén y tu trampolín, por ello es indispensable que comparta tus intereses emocionales, que no te juzgue. Incluso puedes recurrir a un psicólogo o terapeuta.
  • Dale un vuelco a tu discurso. La mayoría somos propensos a creas “profecías autocumplidas”, pero inclinadas hacia los negativo; es decir, decimos “estoy segura de que no me aumentará el sueldo”, cuando deberíamos volcarlas hacia lo positivo: “Estoy segura de que pronto encontraré una forma de ganar más dinero y podré pagar mis deudas”. Todo está en cómo nos persuadimos a nosotras mismas.

¡Aplícalos ya!

Lee también: ¿MI SOBREPESO ES CULPABLE DE MI DESTINO?

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios