Las cosas más saludables para cenar y bajar de peso

CENAS SALUDABLES

No te compliques a la hora de cenar ni descuides tu dieta. Para bajar de peso lo mejor es saber qué cosas son saludables para prepararte por la noche y antes de dormi.

El primer paso para una cena saludable es…¡la planificación! Muchas veces terminamos comiendo cualquier cosa porque no nos da tiempo o no tenemos nada en el refri. Así que lo mejor será que planifiques bien tu semana y te armes con todo lo necesario para que no te agarre la noche y el hambre y corras por lo que sea que se te antoje, sino por algo sano.

Cenar sano te servirá para alimentar tu cuerpo, pero también para procurarte un buen descanso.

Una buena cena debe incluir:

Cereales integrales: que nos dan hidratos de carbono de absorción lenta que además nos darán vitaminas del complejo B. Pan integral, pasta integral, avena, galletas integrales…

Verduras: Frescas o cocidas, a la plancha o brochetas. Altas todas en vitaminas, minerales, agua y fibra que nos darán sensación de saciedad.

Frutas: que nos aportan también vitaminas, minerales y fibra.

Lácteos: leche y yogurt descremados, así como quesos bajos en grasa.

Pescados o carnes magras (sin grasa), pavo o pollo que nos dan proteínas de alta calidad que son fáciles de asimilar.

Grasas saludables: como el aceite de oliva, preferentemente virgen, o semillas como nuez y almendra por su contenido en  minerales y omegas.

Algunos ejemplos para cenar:

  • Una colorida mezcla de hojas verdes claras y obscuras con jitomate, alfalfa, col morada con queso o atún enriquecida con frutos secos y un toque de aceite de oliva y acompañada de 4 galletas integrales. Esta es una perfecta y saludable combinación de colores y sabores, muy apetecible y de alto valor nutritivo. Las ensaladas, si llevan lechuga te ayudarán a conciliar un buen sueño gracias a que contiene lactucina, un sedante natural y su alto aporte de fibra te ayudará a ir al baño fácilmente la mañana siguiente.
  • Para una opción dulce, lo ideal es incluir una taza de fruta picada con yogurt natural en lugar de postres dulces que sólo aportarán azúcares sin fibra, vitaminas ni minerales.

 

Recuerda que la cena, junto con el desayuno, es un buen momento para incluir un vaso de leche o yogurt descremados y ayudar a nuestros huesos a mantenerse fuertes.

Trata de cenar de manera relajada, disfrutando desde la preparación y cada uno de los bocados. Es recomendable cenar por lo menos 2 horas antes de dormir para dar tiempo suficiente para digerir los alimentos. Debe ser una cena ligera para que la digestión sea rápida y no debe ser excesiva en proteínas ni grasas que se digieren lentamente.

Cuando vamos a la cama, nuestro cuerpo pasará alrededor de 8 horas sin alimento. Es durante el sueño que nuestro cuerpo se repara a sí mismo, y aunque nosotros dormimos, nuestro organismo sigue trabajando sin descansar. Es importante darle los nutrientes necesarios. Esto no quiere decir que tiene que ser una comida demasiado abundante pues esto puede darnos calorías innecesarias y malestar gastrointestinal que resulte en un sueño pesado.

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios