Comer para castigarnos

Comer para castigarnos

¡Hola! Espero que hayas disfrutado estas fiestas  y que, de algún modo, el gusanito de la consciencia y de los temas que te hemos compartido, haya aparecido por ahí.

Se dice que estas épocas son de amor, de reunión, perdón y felicidad, lo cual suena hermoso, pero cuál va siendo nuestra sorpresa, cuando para nosotras no funciona así,  cuando la hermosa convivencia familiar no es tan grata o la paz simplemente no llega. Entonces vienen muchas culpas. ¿Y qué hacemos? Comer para castigarnos.

Por muchos, muchos años, navidad para mí significaba comida, abuso, exceso, culpa y enojo.

Por un lado, la ocasión me brindaba el pretexto perfecto para darme un contínuo atracón. Y por otro lado, igual que me llenaba de comida, me llenaba de nostalgia, de dolor y de confusión por la historia que cada año se repetía en mi vida. Mis papás se divorciaron cuando yo tenía 6 años, y desde aquella época, tuve que aprender a dividirme no sólo en tiempo, sino en lealtades y aprecios. Si quería pasar la navidad con mi papá, mi mamá engendraba en pantera; mi papá sufría y, sólo y triste, decía que no importaba. Esta historia se repetía cada fin de año, así que para mí, que no entendía qué pasaba, ni tenía herramientas para reaccionar de otra manera, me era más sencillo comer y tragarme cada dolor, cada frustración, cada grito.

Hoy, de forma consciente, puedo darme cuenta que no necesito atiborrarme de comida para tapar las miles de emociones que se desbordan en éstas épocas, puedo sentirlas, hablarlas, escribirlas y vivirlas.

Puedo o no sentir paz y armonía, eso depende de mí y de mis emociones y no me culpo si no las siento, así como no me culpo si alguien de mi familia sigue cayéndome mal a pesar de la “magia” de la navidad.

También he aprendido que se vale disfrutar de la compañía y de deliciosas comidas y subir unos kilitos.

¿Y, saben qué? ¡Darme ese permiso me ha dejado pasar las mejores navidades de mi vida!

Este año date permiso de VIVIR.

Adri

www.isolacrecimiento.wordpress.com


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?