Comer rico, pero saludable

Grilled_Sandwich_and_Salad_by_BlueBluebutterfly05

Por Karla Arellano Hernández, Nutrióloga clínica

La idea de comer rico no tiene que ir ligado a alimentos llenos de grasa o azúcares, podemos conseguir un menú rico pero saludable.

La mayoría pensamos que ponernos “a dieta” es comer sólo lechuga y pechuga de pollo asada y eso es un error pues podemos disfrutar de los alimentos y condimentos que nos brinda la naturaleza.

Lo importante es que nuestra dieta esté balanceada, baja en grasas de origen animal y baja en azúcares procesados como los dulces, pastelitos y refrescos.

Comer rico incluye la preparación, tenemos un sinfín de condimentos que podemos utilizar para preparar nuestros alimentos

Los condimentos como la mostaza, el cilantro, el chile y la pimienta nos pueden ayudar a que los alimentos no sean aburridos.

Es importante saber que no tenemos que eliminar la tortilla ni el pan de nuestra alimentación, solo medir las cantidades y el tipo de cereal que se va a comer; prefiere tortilla de maíz y pan integral.

Come dos o tres veces a la semana pescado blanco, atún o salmón si lo preparas con pimienta, cilantro o mostaza puedes lograr un platillo muy rico.

La carne de res y pollo siempre come magra que no tenga piel, ni nervios o pellejos.

La verdura puede ser de gran ayuda y no un castigo, busca un aderezo bajo en grasa o si tienes tiempo prepárate el tuyo en casa, con yogurt light, apio o cilantro.

La comida japonesa es muy saludable, solo evita lo empanizado; las pastas evítalas o si sales a un restaurante compártela y solo come ½ porción.

Toma mucha agua y si te cuesta trabajo sola, has agua de Jamaica natural, además de que es rica te limpia el organismo.

¡Te recuerdo que comer saludable no es un castigo!

Me encuentras en Twitter como @kah2505

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios