¿Cómo hacerte de tu patrimonio?

Patrimonio es sinónimo de seguridad para muchas familias, porque mediante él no sólo se garantiza satisfacer nuestras necesidades de vida, sino las de nuestros hijos: una casa, una cuenta de ahorro, un ingreso, un negocio, un terreno, un vehículo… El patrimonio … Leer más

Patrimonio es sinónimo de seguridad para muchas familias, porque mediante él no sólo se garantiza satisfacer nuestras necesidades de vida, sino las de nuestros hijos: una casa, una cuenta de ahorro, un ingreso, un negocio, un terreno, un vehículo… El patrimonio está compuesto por aquellos bienes que te pertenecen y que bien puedes heredar.

No obstante, a muchas personas les es difícil hacerse de un patrimonio debido a que sus ingresos no son suficientes o quizá no tienen hábitos financieros saludables que les permitan lograrlo y mantenerlo. Por ello he reunido algunas claves de la gente que ha conseguido amasar un patrimonio; retómalas y comienza a trabajar en tu patrimonio.

1. “Debo saber tomar decisiones financieras”

¿Por qué? Los especialistas argumentan que aprender a administrar mejor tu dinero, ser previsor, consumir de manera inteligente, ahorrar y aprender a invertir, saber cuidar tu patrimonio y usar de forma adecuada y responsable los productos y servicios financieros, es tener educación financiera; y su importancia radica en que todo ello nos permitirá tener estabilidad económica y por supuesto, capacidad de reacción ante cualquier urgencia financiera para no perder lo poco o mucho que tenemos financieramente.

Atiende estas cifras…

  • En un artículo publicado por Condusef se afirma que ante la pérdida de empleo, sólo 8% de la población podría cubrir su nivel de gastos por más de seis meses sin pedir dinero prestado.
  • Cerca de 62 de cada 100 mexicanos carece de educación financiera, lo cual se traduce en malos hábitos al momento de utilizar productos y servicios financieros; aunado el desconocimiento que existe de los derechos y obligaciones frente a las instituciones financieras, según datos de la Condusef.

2. “El ahorro debe ser la forma de cuidar mi patrimonio.”

¿Por qué? Tengamos en cuenta que en estos tiempos es relativamente fácil perder un empleo y difícil encontrar otro que nos pague lo mismo que ganamos, por lo tanto, aquellas situaciones que puedan poner en riesgo nuestro patrimonio o ingresos son una prioridad que tenemos que considerar en el armado de nuestro presupuesto mensual.

Los especialistas en finanzas personales recomiendan armar un fondo de emergencia equivalente a tres o seis meses del gasto familiar corriente y si uno trabaja por su cuenta, hasta de 12 o 18 meses. Ojo, los gastos irregulares pero previsibles (un vestido para la fiesta a la que te han invitado tres meses atrás) no son emergencias, por lo tanto, distraer recursos del fondo para sufragarlos es un error que ocasionaría que tu fondo no sea suficiente en una verdadera contingencia.

Para lograr este fondo hay que pensar en ahorrar y para ello, gastar menos de lo que uno gana se puede lograr de dos maneras: reducir el gasto o incrementar los ingresos ya sea con una actividad complementaria o buscando añadir valor a nuestro trabajo para obtener una promoción o una oferta de trabajo más benéfica. En los últimos años las mujeres han tomado la decisión de dar un paso grande en el mundo de los negocios: De acuerdo con datos del Inmujeres, en México una de cada cinco empresas pertenece a una emprendedora.

Para conseguir que este fondo rinda frutos es aconsejable además de llevar un control adecuado de tu dinero -que bien puedes hacer mediante las tradicionales cuentas de ahorro-, buscar herramientas que te ofrezcan un rendimiento, como las cuentas de inversión a plazo fijo o pagarés.

Atiende esta cifras…

  • El 31% de los mexicanos “gastan” más de su nivel de ingreso o de sus posibilidades económicas; y este porcentaje aumenta a menor nivel socioeconómico, lo cual refleja una falta de previsión y organización de las finanzas personales.
  • De acuerdo con una encuesta realizada por la UNAM, sólo el 18.5% de los mexicanos realizan algún tipo de planeación y presupuesto de sus recursos.

3. “Mi uso de servicios financieros debe ser inteligente”

¿Por qué? Conocer y utilizar los servicios con valor agregado que ofrecen las tarjetas de crédito o demás instrumentos financieros nos beneficia: se puede obtener además de un financiamiento gratuito (por los días que transcurren entre la fecha de compra y la de pago), acceso a programas de recompensas, seguros, etcétera. Pero muchos desconocen tales servicios y, por lo tanto, no los aprovechan en su beneficio; incluso, muchos no saben usar  sus tarjetas de crédito, por lo cual se dedican a sólo hacer el pago mínimo o para financiar sus gastos corrientes, lo cual a la larga merma su capacidad de ahorro e ingresos, pues la deuda se alarga y agranda.

Atiende estas cifras…

  • La CNBV ha señalado que el 90% de la población tiene acceso a los servicios financieros pero únicamente el 60% los utiliza; y de este porcentaje, sólo el 49% conoce y sabe cómo utilizarlos de forma correcta.
  • Del total de usuarios de tarjeta de crédito (22 millones de personas), sólo 30% no genera intereses al banco; mientras que el 70% restante sí lo hace.
  • En México, 80% de los adultos cuentan con un servicio financiero, pero su deficiente educación financiera les impide aprovechar los beneficios que dan los instrumentos del sistema bancario y sociedades de inversión.
¡RECIBE LO MEJOR DE MI DIARIO CADA SEMANA!
Suscríbete al newsletter de El diario de La Nena y recibe los mejores artículos y consejos, directo a tu bandeja de entrada.

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios