Moda — 02 junio 2012
¡Cuidado con las fajas!

Nenas, yo sé que muchas solemos recurrir al uso de fajas para darle a nuestra silueta una mejor forma o para sentir más firme el cuerpo. Y eso no está mal cuando la faja es la adecuada y, más importante, cuando es de nuestra talla.

Me ha tocado ver a chicas cuyo cuerpo cambia radicalmente con el uso de una faja, la primera reacción es que se ven maravillosas, pero el otro día esto fue tan impactante que me puse a investigar si el uso de fajas tan, pero tan ajustadas es bueno o no. Y no es envidia, pero imaginen que encontré a alguien que normalmente es talla 15 en el cuerpo de una talla 9. Me pareció demasiado y lo peor es que la pobre chica no se veía para nada cómoda.

Usar fajas demasiado ajustadas provoca dificultad en la respiración y la vuelve superficial, ya que impide que el tórax y los pulmones se expandan de forma adecuada, y al no existir una correcta oxigenación en la sangre, se tiene mayor retención de dióxido de carbono, lo que provoca ansiedad y trastornos en la concentración.

Se suman problemas como reflujo, esofagitis, gastritis y ardor en la boca del estómago, toda vez que el abdomen se encuentra comprimido, dificulta la digestión y deriva en retraso de la evacuación intestinal.

Usarlas diario tampoco es recomendable ya que al no existir una buena “oxigenación” de la piel, la circulación venosa y linfática se dificulta, lo que provoca la retención de líquidos, toxinas y grasas en el abdomen, cadera y sobre todo, las piernas.

Les repito, nenas, no está mal usarlas, pero no puede ser diario y lo mejor es que sea de una talla adecuada a nuestro cuerpo. Cuando compres una, asegúrate de sentirte lo más cómoda posible y trata de adquirir aquellas con menos costuras y hechas de materiales que dejen respirar tu piel.

Related Articles

Comparte Este Artículo

Acerca de mí

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

(5) Comentarios

  1. hola nena yo uso una faja por k me operaron de una hernia en el hombligo y tambien la uso para verme un poco mejor y no tangorda aveces la uso adiario y por las noches me la quito aparte k me ayuda ami espalda es para corregir un poco la postura: gracias por tus consejos

  2. hola, gracias por la información en el artículo fue de ayuda. También uso faja para reducir mis dolores lumbares, sin embargo, la quise utilizar como algo que ayudara a mejorar mi figura y esto ocasionó más dolor en la zona lumbar ya que la reducía demasiado para que aplanara mi abdomen. Creo que es importante no apretarte demasiado cuando uses una faja la correcta alimentación y un poquito de ejercicio ayudará a reducir esa pansita que se ve un poco fea. USA FAJA, PERO NO PRESIONES DEMASIADO TU CUERPO :)

    • Gicell, qué bueno que te sirvieron estos tips. Abrazo.

  3. Hola por usar faja apretada tuve hasta sofocaciones

    • Sí, la verdad es que son terribles, hay que saber comprar la adecuada y usarlas sin abusar. Abrazo, nena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>