Emociones que…¡te hacen engordar!

Emociones que…¡te hacen engordar!

Hay kilos sobrantes que se acumulan en nuestro cuerpo porque tenemos emociones que nos engordan. Y por muchos intentos que se hagan por adelgazar no bajamos ni un gramo. Y es que el estado de ánimo puedo inclinar la balanza tanto a favor como en contra.

Y es que, los kilos relacionados con las emociones son los más difíciles de perder, por lo que el énfasis no hay que ponerlo tanto en la dieta sino en esquivar esas emociones que no eres capaz de gestionar y te llevan a comer convulsivamente y te boicotean.
La angustia, la tristeza o el estrés pueden empujarte a comer. Las hormonas, cuando no están siendo producidas adecuadamente, pueden incluso entrar en juego e influir en tu apetito. Lo primero que hay que saber si este es el caso, si así fuera, por mucho que intentes hacer dietas, conseguirás el efecto contrario, porque el problema está en las emociones.

 

Tal vez estés sometida a una situación de estrés excesiva en el trabajo, tus obligaciones diarias, quizás te estés exigiendo demasiado o puede que en realidad no hayas superado tu última ruptura o la muerte de algún familiar.

 

Por lo tanto, si al final no consigues quitarte esos kilos y has probado mil dietas y haces ejercicio habitualmente, pídele cita a tu médico de cabecera y cuéntale lo que te ocurre. Él podrá derivarte al endocrino por un lado y a un psicólogo por otro para descubrir cuáles son las emociones que te empujan comer.

 

También, la tristeza, la depresión o el aburrimiento nos dejan sin energía y nos empujan hacia los peligrosos brazos del sedentarismo y no movernos del sofá, hasta el punto que cada vez más, nos hace entrar en una espiral de pereza, hastío e inactividad que, aunque comamos poco, hace que las grasas se vayan acumulando en nuestro cuerpo. Todo un síntoma de que emocionalmente algo no marcha bien. Por lo tanto, la solución es esforzarse por tener más movimiento aunque nos invada la desgana para que se desbloqueen esos sentimientos.

Fuente centromujer.es

Lee también: LA MEJOR FORMA DE EMPEZAR EL DÍA ES CON UN DESAYUNO LLENO DE ENERGÍA


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?