Entendiendo al enemigo: la celulitis

Entendiendo al enemigo: la celulitis

¡Uy!, a muchas nos da escalofrío nada más de escuchar pronunciar el nombre: celulitis. Pero creo que lo mejor para combatirla, será entenderla. Así que las invito a leer esta notita.

¿Qué es la celulitis?

¡Grasa! La celulitis es grasa, pero una muy particular, compuesta de adipositos de gran tamaño que se encuentran aglomerados, formando un tejido adiposo duro, doloroso al tocarlo y al oprimirlo, y , por si fuera poco, se ve fea.

La celulitis y la retención de líquidos van de la mano. Cuando el organismo no elimina adecuadamente los deshechos (mala circulación linfática, exceso de toxinas debido a malos hábitos) y está bajo la influencia de cambios hormonales, se forman abscesos de grasa, agua y células de tejido conjuntivo, que se organizan en masas inertes y a menudo dolorosas.

La piel es más espesa y si la pellizcas, verás que se forman huecos y chipotes poco agraciados. Entre más grande es la masa celulítica, más altera el estado de las fibras del tejido conjuntivo y obstaculiza la microcirculación.

La celulitis no es sólo un asunto de mujeres con sobrepeso, las delgadas también pueden padecerla. Algunas veces es hereditaria. Además de este factor, tener una alimentación desequilibrada, subir y bajar de peso, una vida sedentaria y el estrés, también pueden causar celulitis.

Categorías de la celulitis

No existe un sólo tipo de celulitis, hay varios:

  • La hereditaria: recubre los muslos, los glúteos, las caderas y los brazos de quien la padece.
  • La causada por mala circulación venosa y linfática: por lo general afecta los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos; se trata de la pierna “infiltrada” de celulitis.
  • La celulitis del vientre, atribuida al estrés y al nerviosismo, aunque también a malos hábitos de salud acompañados de una alimentación desequilibrada.

Para impedir la aparición de celulitis…

 

  • Evita fumar
  • Bebe mucha agua
  • Limita la cantidad de alcohol que consumes
  • Trata de no permanecer sentada por largos periodos de tiempo durante el día
  • Cuida tu consumo de té y café (excepto el té verde, que ayuda a expulsar la grasa de las células)
  • No comas cosas muy grasosas o con demasiada azúcar
  • Lleva a cabo una rutina de ejercicios
  • Evita la ropa muy ajustada, desde la ropa interior, calcetines, pantalones, etc.

¡Una dieta sana y actividad física regular te ayudarán a evitar que aparezca la odiosa celulitis!

 


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?