Frigidez

Frigidez

A muchas nos da pena siquiera pensar siquiera en la frigidez. Tenemos dudas pero ¿A quién preguntarle? Las amigas jamás hablan de la frigidez, de no sentir al contrario, sucede así:

Tienes el café en la mano, mientras escuchas la aventura que vivió tu amiga el sábado pasado en la cama con un ligue. Según su anécdota había sido una de las mejores noches de su vida. Luego tu otra amiga comienza a contar como hace unos días llegó su esposo a casa y tuvieron la sesión de sexo más desenfrenada y placentera de su relación. Fue tan buena que alcanzó ¡3 orgasmos!

Entonces ambas voltean a verte como esperando a que les cuentes tu última historia sexual. Tomas un sorbo de café, y te las ingenias para cambiar el rumbo de la conversación. La verdad es que en el tema de la sexualidad no tienes mucho que decir. Desde antes que tu memoria hiciera el registro, por más que los besos sean buenos, no sientes deseo ni ganas de tener relaciones.¿Seré frígida?  Es más, prefieres evitarlas para no tener que fingir un poquito. ¿Sabes algo? Es perfectamente normal.

frigidez

 

Muchas mujeres viven una condición que no les permite disfrutar el sexo y a esto comúnmente se le llama frigidez. Desgraciadamente muchas personas utilizan la palabra  Frígida en forma de adjetivo para insultar a las mujeres que parecen evadir las relaciones sexuales y andan siempre de mal humor. Esas personas realmente no entienden que ser frígida no es una decisión, sino que hay múltiples factores que pueden provocar esto. Vamos a platicarte los tres más repetidos:

  1. Enfermedades crónicas, entre ellas el estrés, la depresión y la ansiedad. Un trabajo demandante, conflictos personales, fuerte falta de autoestima pueden lograr afectar no sólo el campo sexual de tu vida, si no TODOS los campos posibles, causandote una frigidez temporal.
  2. Aspectos psicológicos. Como una mala experiencia en la infancia o algún tipo de educación negativa acerca del sexo. Esto puede hacer que la mujer sienta una fuerte represión de su sexualidad y piense del placer como algo por lo cual deba sentir culpabilidad y por eso confundirse con frigidez.
  3. Problemas de pareja. Muchas veces cuando las cosas no están bien con nuestra otra mitad perdemos por completo las ganas de tener sexo. Y es como un círculo vicioso porque el hecho de que no estén funcionando sus relaciones sexuales puede aumentar aún más la tensión entre los dos. Llegando hacer que tú dudes y te hagas esa pregunta ¿Seré frígida?

tumblr_ntxezekidz1rbbwv5o1_500

Si crees padecer esta condición lo ideal es que vayas con un especialista, un terapeuta sexual (también se vale ir en pareja) que primero te ayude a entender .No es un tema que se pueda comentar con las amigas, ni es algo a la ligera, consulta un experto y verás que todo tiene solución. También consulta un ginecólogo para ver que todo físicamente esté en orden.

 

Tal vez te interese escuchar el podcast:    ¿Porqué algunos hombres no se comprometen?

Para leer más sígueme en @diariodelanena

www.facebook.com/diariodelanena


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?