La carta de un abuelo a su nieto gay

La carta de un abuelo a su nieto gay

Aunque vivimos en una era completamente avanzada tecnológicamente, aun no podemos dejar de lado la intolerancia hacia personas que no comparten nuestros gustos, incluyendo los sexuales.

Nenitas, a lo mejor les puede parecer increíble que un abuelo, que se supone tienen más prejuicios, acepte las preferencias sexuales de su nieto. Esta es una carta en la que un abuelo hace una elección: su hija o su nieto gay.

El sitio fckh8com publicó la carta en la que un abuelo defiende a su nieto después de que su propia hija lo corriera de casa tras admitir que es gay.

Traducción:

“Querida Christine:

Me decepcionas como hija. Tienes razón cuando dices que tenemos una “vergüenza en la familia”, pero te equivocas sobre cuál es.

Echar a Chad de casa sólo porque te dijo que es gay es la verdadera “abominación” aquí. Un padre que repudia a su hijo es lo que va “contra la naturaleza”.

La única cosa inteligente que te he escuchado decir en todo esto es que “tú no criaste a tu hijo para que fuera gay”. Por supuesto que no lo hiciste. Él nació de esa manera, y no eligió serlo tal como tampoco (decidió) ser zurdo. Tú, sin embargo, sí elegiste ser hiriente, estrecha de mente y retrógrada.

Entonces, como estamos en lo de repudiar a nuestros hijos, creo que aprovecharé el momento para decirte adiós. Ahora tengo un ‘fabuloso’ (como dicen los gays) nieto que criar y no tengo tiempo para las palabras sin corazón de una hija.

Si encuentras tu corazón, llámanos.

Papá”

 

Fuente: Huffington Post y fckh8com

 

MÁS SOBRE EL DIARIO DE LA NENA

No encontramos notas relacionadas.


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?