La ciencia detrás del dolor de cabeza

La ciencia detrás del dolor de cabeza

El dolor de cabeza es uno de los más molestos luego del dolor de muelas. No sé si te ha pasado que tomas algún analgésico y no se te quita, ¿sabes por qué? Un malestar de este tipo puede estar relacionado con otro tipo de enfermedades más complicadas.

En muchas ocasiones este malestar es causado por contracciones y tensión muscular en los hombros, cuello, cuero cabelludo y la mandíbula; pero otras veces puede deberse a que tu presión se encuentra muy baja o muy alta. Antes de automedicarte es preferible que consultes a tu médico, pero es necesario que pongas atención a los siguientes síntomas.

Dolor de cabeza o jaqueca: puede aparecer debido al estrés, la ansiedad, el agotamiento, el uso prolongado de la computadora, el consumo de ciertos alimentos: chocolate, café o queso; o también puede deberse a una mala postura al dormir. En varios cosas puede estar ligada a otra enfermedad y ser uno de sus síntomas, como un catarro, molestias gastrointestinales o algo más grave: tumores. La mayor parte de las jaquecas se quitan con descanso u horas de sueño. Si no tienes oportunidad de una siesta, también te puede ayudar el recostarte en un lugar fresco, oscuro y tranquilo, también puedes colocarte un trapo húmedo y ¡relájate! Pero si el dolor persiste puedes tomarte un analgésico como paracetamol o el ibuprofeno.

Migraña: se caracteriza porque es un dolor con tal fuerza, que obliga a tomar reposo, pues no soportas ni la luz del sol y ruidos, ya que la sensibilidad a estos estímulos va aumentando considerablemente el dolor. Antes de que se manifieste puedes ver algo llamado “aura”, que los especialistas denominan como un conjunto de ilusiones ópticas y auditivas como: luces, puntos luminosos, vista borrosa, zumbidos, vibraciones; cuando se manifiesta el dolor muchas veces puedes experimentar náuseas y vómito. Antes de que te precipites a diagnosticarte, debes de hacerte ciertos estudios con tu médico y es preferible que él te proporcione su diagnóstico pero aún así puedes aplicar estas medidas preventivas.

Prevenir es mejor que padecerlo:

• Evita exponerte a la luz de la pantalla de la computadora por dos horas seguidas, toma descansos de 15 minutos entre cada hora.

• No hables por teléfono o celular deteniendo el aparato con la cabeza y el hombro.

• No te desveles.

• Evita el uso de audífonos para escuchar música.

• Aprende a relajarte y utiliza una posición cómoda para trabajar, sobre todo si estás por periodos prolongados.


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?