La importancia de consumir grasas buenas

La importancia de consumir grasas buenas

Por Karla Arellano Hernández, Nutrióloga Clínica

Nuestro cuerpo se compone de músculo, agua, huesos y grasa, para mantenerlo sano es necesario llevar una alimentación balanceada.

Todos los alimentos son importantes por alguna razón. Tenemos la idea que ponernos “a dieta” Es no comer nada de grasa y lo que no sabemos es que nuestro organismo necesita las grasas de igual forma que otros alimentos.

Las funciones que desempeña la grasa en nuestro cuerpo son:

• Interviene en el transporte y absorción de vitaminas

• Desempeña una importante labor en el metabolismo de los carbohidratos y lípidos.

• Protege y sostiene la mayoría de nuestros órganos.

• Ayuda en el proceso de absorción de muchos nutrientes, entre ellos las vitaminas.

• Nos brinda protección contra la temperatura ambiente, además de ayudar a conservar la
temperatura corporal.

• La grasa moldea de diferente forma el cuerpo de una mujer y el de un hombre.

• Participa en la formación de muchos tipos de hormonas

Al eliminar las grasas de nuestra alimentación hacemos que nuestro organismo no funcione adecuadamente y ocasionamos trastornos como el de la suspensión de la menstruación en las mujeres.

Debemos saber como tener una alimentación equilibrada pues es importante consumir grasas, recordando que todo exceso es nocivo para la salud.

Existen dos tipos de grasas; “las buenas” o grasas insaturadas y “las malas” o grasas saturadas.

Las grasas buenas son las que debemos consumir en mayor cantidad para que el organismo funcione adecuadamente, estas las encontramos en aceites vegetales como el aceite de oliva, de cártamo, de girasol, también las encontramos en la carne del pescado, en frutas como el aguacate o alimentos como las oleaginosas como los son los cacahuates, las nueces o las almendras.

Además de cumplir con las funciones ya mencionadas ayudan a que las grasas malas como lo es el colesterol disminuya en nuestro cuerpo.

Las grasas malas las encontramos en animales como la res, el puerco, la piel del pollo, el huevo, la manteca y algunos mariscos.

Al consumir “grasas malas” lo que podemos ocasionar es que se tapen nuestras arterias y venas y se vea afectado el corazón y como consecuencia aparece un infarto o exceso de grasa en el hígado y este empieza a provocar otras enfermedades;

Por eso te damos una lista de tips para que no consumas grasas malas en exceso.

  • Toma leche descremada
  • Cuando comas carne elíjela “magra” sin piel, ni cueritos, no pellejos, como el lomo de puerco, el filete de res o la pechuga de pollo
  • No cocines ni consumas alimentos preparados con manteca
  • Utiliza aceite de oliva para cocinar o preparar tus ensaladas
  • Consume huevo 2 0 3 veces a la semana, prefiere las claras de huevo, ya que la l yema es la que contiene el colesterol, pero no la elimines por completo ya que contiene vitaminas que te harán falta.
  • Modera los aderezos y prepara aderezos caseros con limón, vinagre, salsas de
  • soya, mostaza y pimienta.
  • Incluye 1/3 de pieza de aguacate en tu ensalada diaria.
  • No consumas vísceras.
  • Los mariscos reduce su consume y aumenta el consumo del pescado.
  • Toma mucha agua
  • Toma frutas y verduras que te proporcionen fibra
  • Haz ejercicio diario.

Me encuentras en Twitter como @kah2505


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?