Las 10 peores (y más raras) dietas de la historia

Las 10 peores (y más raras) dietas de la historia

Hay muchísimas formas de perder peso. Probablemente la más saludable, definitiva y la mejor, debe ser hacer ejercicio y tener una buena alimentación. Sin embargo, no todos son fans de este método. A través de la historia se han hecho miles de dietas, entre ellas hay algunas que son las peores para adelgazar y otras, como estas, son simplemente raras. Nos dejan pensando “¿Qué tan desesperada tiene que estar una persona para hacerlas?” ¡Conócelas!

1. La dieta del alcohol

Guillermo el Conquistador había engordado tanto que ya no podía montar a caballo, por eso este rey de Inglaterra supuestamente decidió encerrarse en sus aposentos y no consumir nada, excepto alcohol. Es una muy mala idea pues las consecuencias de esta dieta pueden ser el alcoholismo o una insuficiencia hepática, sin embargo jamás lo comprobaremos pues Guillermo murió tras caer de su caballo, sin haber perdido los kilitos que quería bajar. Ironías de la vida.

tumblr_nsb5oo9O8G1tg0clto1_400

2. La dieta de la lombriz

Las lombrices se pusieron de moda a comienzos del siglo XX. La gente solía tomar huevos de lombriz en pastillas ya que se creía que el animal crecería dentro de los intestinos y absorbería toda la comida, ocasionando una pérdida de peso. Una vez logrado el objetivo, se tomaba otra pastilla antiparásitos que eliminaba a los anélidos. Se dice que la cantante de ópera, Maria Callas, realizaba esta dieta.

3. La dieta “Fletcher”

En el siglo XIX, el estadounidense Horace Fletcher comenzó a promover una técnica llamada “Fletcherismo”, que consiste en masticar cada bocado por lo menos 32 veces o hasta que el alimento se encuentre en forma líquida. Fletcher era conocido como “el gran masticador” y creía que su método podría ayudar a las personas a perder peso y evitar enfermedades.

4. La dieta del vinagre

Quien dice que las mujeres son las que hacen las dietas más locas, no conoce a Lord Byron. El poeta victoriano estaba tan desesperado por la moda de lucir delgado que pasó la mayor parte de su vida haciendo dietas extrañas. Sus alimentos favoritos incluían galletas duras, agua mineral y una copa de vinagre diario.

5. La dieta de la limonada

Ya habíamos hablado de ella como una de las dietas más peligrosas que se han puesto de moda, pues únicamente consiste en beber una mezcla de agua con limón, jarabe de arce y pimienta de cayena, obteniendo así un laxante y prinvarse de todo alimento que se atraviese en tu camino. Realmente una dieta bastante mala.

tumblr_ntymzkc3WM1rk0k2jo1_500

6. La dieta de mascar y escupir

Parecida a la dieta Fletcher, una manera rara de perder peso era masticar y escupir la comida. La idea era extraer los nutrientes de los alimentos en la boca y en lugar de tragar el bolo alimenticio, escupirlo. El truco era masticar hasta 700 veces el mismo bocado. Franz Kafka era uno de los seguidores de esta singular dieta. ¡Vaya desperdicio de comida!

7. La dieta de la Bella durmiente

Era pensada para los que no son muy fan de privarse a la hora de comer y ni de ejercitarse y adoran dormir, pues consiste en pasar más tiempo dormido que despierto y así evitar el hambre y las tentaciones. Se dice que Elvis Presley era fan de esta dieta. Si sueñas con adelgazar, tal vez esta sea una buena idea.

8. La dieta de la orina

Esta dieta consistía en comenzar la mañana tomando un delicioso vasito de … ¡orina de mujer embarazada! Se dice que el régimen tuvo bastante éxito, sobre todo porque la gente que bebía este líquido quedaba tan asqueada que se quedaba sin hambre para el resto del día.

9. La dieta del algodón

Esta dieta es popular entre algunas supermodelos y bailarinas, pues se trata de ingerir bolas de algodón para sentirse más llenas y así evitar comer. El peligro de esta dieta es que el algodón no es un material que pueda ser digerido por el cuerpo humano, por lo que puede causar daños graves al sistema digestivo.

10. La dieta del arsénico

No hay que decir que es simplemente peligrosa, es probablemente la peor de todas. En el siglo XIX, el arsénico se había puesto de moda y se incluía dentro de los componentes de preparados y suplementos alimenticios que eran vendidos a las mujeres para perder peso. En algunos casos se hacían pasar por grandes expertos en dietas con tal de ganar dinero, pero lo único que uno podía terminar perdiendo era la vida.

tumblr_n7bxo8NJQj1sfhqc6o2_500

Fuente: Revista Fernanda

Si quieres leer más puedes seguirme en @diariodelanena

www.facebook.com/diariodelanena


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?