Libérate de la crisis de los 30, ¡disfruta el tercer piso!

crisis-de-los-30-1

¿A punto de cumplir los 30 o ya en los 30? Quizá seas de las que nada sienten al pensar que se están subiendo al tercer piso, pero quizá estés dentro del porcentaje de aquellos para quienes esta edad implica una crisis: la crisis de los 30.

Porque sí existe. Está comprobado científicamente. Un estudio realizado por Oliver Robinson, de la Universidad londinense Greenwich (Londres) reveló que antes de cumplir los 50 años, los seres humanos experimentan una crisis en sus vidas que precisamente ocurre alrededor de la tercera década de vida.

Esta crisis se origina por la contraposición de las expectativas de lo que la persona quiso alcanzar contra lo que verdaderamente ha logrado al llegar a esta edad; combinado  además con el estrés en el trabajo, los conflictos de pareja, con la familia y con las amistades.

Y aunque muchas personas manifiestan que no sintieron nada distinto al cumplir los 30 años, lo cierto es que otras pueden pasar por momentos difíciles: ansiedad, tristeza, baja de la estima, desórdenes alimenticios y hábitos autodestructivos. Se genera una depresión. Por ello, aquí te comparto algunos tips para pasar positivamente esta etapa y disfrutarla al máximo.

crisis-de-los-30-2

  1. Analiza tus ideales para darte cuenta si en realidad no te estás midiendo a través de preconceptos sociales. Las crisis (a esta y a cualquier edad) se dan cuando la persona se evalúa no teniendo en cuenta sus ideales sino lo que la sociedad quiere que sea.  Muchos sufren no precisamente por querer alcanzar algo, sino por no conseguir lo que los demás creen que ya debía haber alcanzado.
  2. No te compares con los demás; ahí es donde suele surgir las dudas de uno mismo, los temosres y las envidias que nos comen y se apoderan de nuestra tranquilidad. “Es que mi hermana que es menor ya tiene 2 hijos y yo no tengo nada” “Es que el jefe no ha llegado ni a los veinticinco y gana el triple que yo” “Es que mi primo tiene mejor apartamento y le llevo 3 años”; son frases comunes que deben evitarse a toda costa, pues lo único que se logra al compararse con otros es precisamente desconsuelo, inseguridad y crisis aún más agudas.
  3. Visualiza esta etapa como la mejor que vivirás hasta ahora; como un acontecimiento muy positivo para ti: “Es la mejor etapa de la vida”, “Se vive más y mejor”; convéncete de estas ideas mirando los pros y las ventajas: ya no tienes que pedir permiso, puedes llegar tarde a casa, tienes tus propio criterio, y eres dueña de tu vida.

Nena, lo cierto es que cada quien decide cómo mirar su vida; yo quisiera que tú la miraras positivamente y siempre hacia adelante; lo ocurrido atrás está, lo mejor está por venir. Decrétalo: Lo mejor es para mí.

Si quieres leer más puedes seguirme en @diariodelanena

www.facebook.com/diariodelanena

 

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios