Logra tus metas…Dí no al autosabotaje

¿Cuáles son tus metas? Quieres casarte, un ascenso laboral, un departamento o quizá una casa, viajar, estudiar un posgrado… en fin, muchas metas. Pero pasa un año y el otro y tú sigues sin obtener nada de ello. ¿Por qué? Eso es … Leer más

¿Cuáles son tus metas? Quieres casarte, un ascenso laboral, un departamento o quizá una casa, viajar, estudiar un posgrado… en fin, muchas metas. Pero pasa un año y el otro y tú sigues sin obtener nada de ello. ¿Por qué? Eso es algo que descubrirás en esta nota, así que no postergues más y ponte en marcha para cumplir todas tus metas por pequeñas o grandes que sean.

Los psicólogos dicen que generalmente tendemos a enfocarnos en lo negativo de nuestra vida; de ahí la frase “valora lo que tienes, no lo que no tienes”. Sin embargo, en realidad a ti sí te interesa lo que no tienes, porque eso es lo que anhelas, por lo que si bien debemos ser capaces de disfrutar el presente, para nada es inadecuado pensar con todas tus fuerzas en aquello que deseas para tu futuro.

Sólo que a veces, nosotras mismas nos bloqueamos, nos autosaboteamos -quizá inconscientemente- nuestras propias metas y actuamos contrario a nuestros deseos. O sea, nuestro comportamiento para nada indica que realmente añoramos esa casa o casarnos, entonces, en lugar de ahorrar, gastamos cada quincena en los zapatas del catálogo; o salimos con los chicos incorrectos, los que no buscan compromiso.

Así pues, aquí te dejo estos consejos que sí debes hacer para llegar a cumplir tus metas:

1. Abandona tus surcos mentales. Éstos son aquellas acciones que seguimos porque son las más fáciles, las que no implican ningún sacrificio, las hacemos casi por inercia. Piensa: ¿Qué actitudes, hábitos, decisiones, conductas… son las que toda la vida has repetido? Cuándo las hagas conscientes sabrás lo que debes cambiar, porque seguro continuar repitiendo lo mismo, no te llevará a un resultado distinto.

2. Oblígate a abandonar tu confort. Todos sabemos qué situaciones no nos atemorizan porque nos proporcionan seguridad, lo cual en sí mismo no está mal, pero si te impide tomar riesgos para avanzar, entonces debes valorar que la certidumbre de lo conocido no te beneficia. Son aspectos en nuestra vida que no son positivos, por lo cual no basta con reconocerlos sino que debemos buscar abandonarlos y cambiarlos.

3. Aclara qué quieres. Sin destino claro, el barco tiende a navegar entre tormentas por días y días. La costa nunca se asomará. Cuando nuestros objetivos están bien delimitados, somos capaces de actuar en su favor, acomodar nuestro mundo de tal manera que cada uno de nuestros pasos se dirijan hacia él. No es lo mismo decir: “Quiero ser exitosa” que “Quiero un puesto gerencial en X compañía”. Debes ser específica en aquello que deseas.

4. Dirige tus acciones. Permitir que la vida avance sin rumbo ni conducción es lo más peligroso para lo que quieres, porque aunque tengas bien definidos tus deseos, hacer nada para ponerte en marcha hacia ellos, es como si fueran objetivos vanos, inútiles: Estás en piloto automático, reaccionando a lo venga, sin ser capaz de aprovechar -por más que las mires- las oportunidades que se te presentan.

5. Desecha las relaciones improductivas. Hay personas en nuestra vida que nos jalan hacia arriba o hacia abajo, o que nos dejan donde estamos. Crecer implica crear nuevos caminos, distintos de tus surcos de costumbre; es tener la visión de que puedes hallar nuevas formas de actuar, por lo que estar cerca de personas que te impulsan porque son un modelo a seguir para tus propósitos, te beneficia más que quienes siempre buscan sabotear tus deseos. Fíjate bien en las personas de tu vida y apuesta siempre por quienes te pueden aportar experiencias que te acerquen a tu objetivo.

 

¡RECIBE LO MEJOR DE MI DIARIO CADA SEMANA!
Suscríbete al newsletter de El diario de La Nena y recibe los mejores artículos y consejos, directo a tu bandeja de entrada.

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios