Los 7 secretos de las relaciones duraderas

Ahora que inicia un nuevo año es buena idea proponernos adquirir una de las habilidades más esenciales que todo ser humano debe tener: saber escuchar. Porque generalmente vamos por la vida “oyendo” a todo mundo, pero con miles de ideas en nuestra … Leer más

Ahora que inicia un nuevo año es buena idea proponernos adquirir una de las habilidades más esenciales que todo ser humano debe tener: saber escuchar.

Porque generalmente vamos por la vida “oyendo” a todo mundo, pero con miles de ideas en nuestra cabeza, sin poner verdadera atención en lo que nos expresan; es decir, escuchando solo lo que queremos y evadiendo lo que creemos no nos concierne.

¿Qué crees? Escuchar a las personas es un arma letal para resolver conflictos y garantizarte una convivencia armónica en cualquier lugar y ante cualquier persona, y por largo tiempo.

Así que he aquí algunas estrategias para lograrlo:

1. Mantente callada ante las palabras del otro. No interrumpas; esto es un síntoma de que creemos que todo lo que nos ocurre, pensamos y sentimos es incluso más interesante que las vivencias de otros; o que somos una especie de dios, capaces de dar “la solución divina” a cualquier situación.

2. Di adiós al multitasking, que sólo te lleva a hacer todo mal, comenzando con la falta de atención durante una conversación.

3. Hazlo sentir que sus palabras son importantes. Durante la charla, pregunta, trata de encontrar el verdadero fondo del problema, confirma la información, pide que te explique lo que no hayas entendido; esto genera en el otro la percepción de que realmente estás atenta e interesada por escucharlo y ayudarlo.

4. Sé sincera. Si no estás en un buen momento para escuchar, porque quizá estás cansada, fastidiada o hasta triste, mejor dilo con franqueza y pide a la persona hacerlo en otro momento, pues de lo contrario, tu inconsciente te traicionará hasta con tu propios gestos.

5. Cuida tus gestos. Existen movimientos gestuales involuntarios que ocurren en menos de un segundo, que igual expresan nuestras emociones y que nuestro receptor capta a nivel inconsciente, lo cual le permite saber “intuitivamente” si hay empatía o no para ser escuchado.

6. Muestra genuino interés; debes ser capaz de brindar tu tiempo más allá de la charla sostenida. Tómate dos minutos, al día siguiente de la charla, luego de una semana, en tres semanas, para preguntar a la persona cómo está, qué avances ha tenido en su tema, darle una mirada de apoyo, decirle: “aquí estoy para lo que necesites”; hacerle saber que recuerdas su conflicto lo hace sentir alguien “significativo” para ti.

7. No censures. Asimila que la otra gente no necesariamente piensa ni siente igual que tú. Saber escuchar requiere de dos ingredientes: empatía y respeto. La primera es “ponerse en el lugar del otro”. El respeto es asumir que los demás son distintos de ti; y la escucha requiere de éste porque nos permite darles la oportunidad de expresarse en sus propios términos.

¡RECIBE LO MEJOR DE MI DIARIO CADA SEMANA!
Suscríbete al newsletter de El diario de La Nena y recibe los mejores artículos y consejos, directo a tu bandeja de entrada.

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios