¿Obsesionada por comer sano? ¡Puedes padecer ortorexia!

¿Obsesionada por comer sano? ¡Puedes padecer ortorexia!

Se ha puesto de moda comer sano, entre más sano mejor. Cosas naturales, orgánicas, crudas, todo muy natural.

Nos alejamos cada vez más de las grasas malas y del azúcar, de los lácteos y las carnes, todo parece indicar que mientras más sano mejor pero…¡puede que no sea así! Sobre todo si comer muy sano se convierte en una obsesión, el padecimiento se llama ortorexia.

Estos son 5 síntomas de las personas que padecen ortorexia:

  • Están obsesionadas con comer sano, buscan recetas, consultan sitios en internet, sus redes sociales están llenas de información al respecto y no paran de hablar de lo bueno que es comer sano y de lo mal que hacen otros tipos de alimentación.
  • Suelen tener episodios de ansiedad cuando no tienen el control de lo que van a comer o cuando no encuentran en la carta de algún restaurante un plato que les resulte indicado. Incluso suelen dejar de comer fuera de casa por temor a no tener el control de cómo se prepara su comida.
  • Controlan cosa por cosa lo que van a comer, en qué cantidades exactas y cómo van a prepararlo.
  • Sin importar si están o no saludables y en su peso correcto, se obsesionan por llevar una dieta perfecta. Su régimen alimenticio es muy estricto.
  • Tienen cambios de humor muy marcados, suelen criticar fuertemente a quienes no siguen un régimen igual al suyo y su círculo social se va a efectando y reduciendo poco a poco.

Algo muy particular con las persona que padecen ortorexia es que creen estar haciendo lo correcto y que su dieta no sólo las ayuda a nivel físico sino espiritual. La verdad es que comienzan a ejercer un autocontrol bastante estricto, al punto de llegar a desarrollar una obsesión muy fuerte, misma que puede interferir con su personalidad y distintos trastornos a nivel psíquico.

Muchas veces la ortorexia puede estar combinada con otros trastornos alimenticios, o bien, puede convertirse en anorexia o bulimia, sobre todo en momentos donde la persona se encuentra en una situación en la que no hay “comida sana” a su alcance.

Así que ojo, nenas, la verdad es que irse a los extremos tampoco está bien. Llevar una dieta sana es una buena idea pero no cuando ésta se convierte en una obsesión.

 

Lee también: ELIMINA GRASA CON VINAGRE DE MANZANA


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?