Protege tu corazón comiendo granos enteros

granos-enteros2

Es un hecho confirmado por la ciencia. Cada año se publica uno, dos, tres estudios o investigaciones que confirman que el aumento consumo de granos enteros en población general es necesario porque es un hábito que previene enfermedades cardiacas.

 

Un ejemplo: la Wake Forest University School of Medicine realizó una investigación con 285 mil personas por más de 10 años. El resultado, según el Dr. Philip Mellen es que “consumir 2.5 porciones de grano entero diariamente se asocia con una disminución del riesgo cardiovascular del 21%. Estos hallazgos sugieren que debemos redoblar nuestros esfuerzos para que nuestros pacientes incluyan más granos enteros en sus dietas”.

 

“Por años los científicos fuimos tras la pista de los alimentos procesados como origen de los males de Occidente; así llegamos a los granos enteros y nos dimos cuenta de que su consumo se asociaba a menor colesterol, obesidad o hipertensión; los factores principales para un infarto”.

 

Para conservar la salud, con estos cinco tips, consumirá más granos enteros y por supuesto, vivirá más y mejor. Científicamente comprobado.

 

  1. Asegúrese de que el producto esté etiquetado como “grano entero” y no sólo como “multigrado” porque esta etiqueta suele ser engañosa.
  2. Pruebe otros granos o legumbres como mucha fibra como la quinoa, la chía, los frijoles, los nopales o el amaranto.
  3. Intente la pasta de harina integral; puede resultar un poco rara, pero no deje de utilizarla, con el tiempo no distinguirá diferencias. Lo mismo con los hot cakes.
  4. Cocine su gran favorito para toda la semana; por ejemplo, unos elotes. Guárdelos en el refri y los tendrá a mano cualquier día para calentarlos y comérselos con un poco de mayonesa y queso.
  5. Comience una nueva relación: agregue quinoa a sus ensaladas; prepare sushi con arroz integral o agregue granos de elote en cualquier sopa.

¡Provecho!

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios