Salud — 14 septiembre 2013
5 formas para desestresarte ¡ya!, recomendadas por la ciencia

¿Qué significa decir: estoy estresada? Para algunos, un ritmo cardíaco acelerado o una ligera sensación de mareo es suficiente para hacerles saber que están ansiosas o abrumadas. Pero ¿sabías que tú misma tienes el poder de restablecerte casi al instante de esos síntomas?

En la época de las cavernas los seres humanos se estresaban (aumento del cortisol, aceleración del ritmo cardiaco y de la respiración y los vasos sanguíneos se contraen) porque un depredador amenazaba su vida. En la actualidad nosotros no podemos distinguir si nos estresa más la cuenta de la tarjeta de crédito o que nuestros jefes amenacen con despedirnos, por lo que la respuesta al estrés se activa aún cuando no hay peligro inminente.

De hecho, el no saber manejar, o mejor dicho, controlar el estrés puede contribuir que se produzcan enfermedades crónicas como la hipertensión y los dolores de cabeza , así como problemas de salud mental como depresión y trastornos de ansiedad. Lo que es más, el estrés puede hacer que otras condiciones —como el asma, el síndrome del intestino irritable, colitis y el insomnio— empeoren.

La buena noticia es que así como tenemos una respuesta de estrés, también tenemos una “respuesta de relajación”, durante el cual la respiración disminuye, al igual que la presión arterial e incluso utilizamos menos oxígeno, según informa el Centro Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa del NIH.

Con esto en mente, aquí hay 10 maneras, respaldadas por pruebas científicas sólidas, para mantener el estrés bajo control :

  1. Camina por 10 minutos: Este pequeño paseo, esto ayudará a despejar la mente y aumentar las endorfinas (que, a su vez, reducen las hormonas del estrés). Tambiénconsidera caminar en un parque u otro espacio verde, porque puede ayudarte a poner tu cuerpo en un estado de meditación, gracias a un fenómeno conocido como“atención involuntaria” durante el cual nos concentramos en algo, pero al mismo tiempo permite la reflexión.
  2. Respira profundamente: Los ejercicios de respiración - o simplemente tomar unas cuantas respiraciones profundas – pueden ayudar a reducir la tensión y aliviar el estrés , gracias a un impulso extra de oxígeno. Mientras que la respiración superficial—un marcador de estrés— estimula el sistema nervioso simpático. Los ejercicios de respiración han sido probados en una investigación clínica para ayudar a algunos de los sistemas que se ven perjudicados por el estrés. Se ha comprobado que pueden reducir la presión arterial e incluso puede ser capaz de cambiar la información de algunos genes, según el investigador de Harvard Herbert Benson.
  3. Visualiza: Esta es una manera de volver al centro o regresar a la calma. Incluso los Institutos Nacionales de la Salud reconoce el poder de la “imaginación guiada” para provocar una respuesta de relajación. Para hacerlo debes estar cómodamente sentada y trata de imaginar una situación en la que hayas estado muy feliz o visualízate en alguna meta futura (vacaciones, boda, coche nuevo, etc).
  4. Besa: Este simple acto alivia el estrés porque ayuda al cerebro a liberar endorfinas. En un estudio de la Universidad de Northwestern, EU, realizado a dos mil parejas, encontró que aquellos que solo se besaron cuando tenían relaciones sexuales eran ocho veces más propensos a sentirse crónicamente estresados o deprimidos, en comparación de aquellas parejas que lo hacían con frecuencia.
  5. Come un refrigerio: De acuerdo con el doctor Drew Ramsey, catedrático de la Universidad de Columbia, “la conexión entre el intestino y el cerebro es enorme, ya que hay numerosos datos que apoyan la tesis de que el intestino es un importante mediador para poder manejar el estrés. Elige un snack que te llene, por ejemplo: la mitad de un aguacate, un puñado de nueces o un huevo duro. Ramsey dice que hay que tomar este refrigerio lejos de la computadora, debes de estar en un lugar tranquilo. Después te debes enfocar en su textura, la forma en que lo degustas y el placer que te produce al comerlo, “ahora tu merienda es un rato de meditación”, asegura el especialista.

Related Articles

Comparte Este Artículo

Acerca de mí

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

(0) Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>