Sexo oral para evitar la depresión femenina

Sexo oral para evitar la depresión femenina

Mucho se ha dicho sobre la sexualidad de las mujeres y sus efectos directamente sobre el estado de ánimo, sin embargo nueves estudios aseguran que el sexo oral puede ayudar a que las mujeres nos sintamos menos deprimidas. ¡Así es, el sexo oral nos puede hacer muy felices!

Según una investigación realizada por la Universidad Estatal de Nueva York se encontró que el fluido seminal contiene productos que mejoran el estado de ánimo e incluye, al menos, tres componentes antidepresivos que ayudan que las mujeres nos sintamos más felices.

sexo oral antidepresivo

 

Según estas investigaciones, el semen contiene sustancias antidepresivas como la serotonina, tirotropina y melatonina, un agente de inducción al sueño. Y nenitas, como si esto no fuera suficiente, también contiene químicos como la oxitocina, el cortisol y la estrona que levantan el estado de ánimo general y mejoran nuestra capacidad de concentración.

 

A lo mejor para muchas de nosotras el sexo oral no sea algo que nos guste, pero estos resultados se basan en detalles de las experiencias sexuales de 293 mujeres y además las conclusiones generales también fueron contundentes: aquellas que tienen relaciones sexuales regulares y frecuentes, y tienen contacto directo con el fluido seminal, son menos depresivas, más saludables, más felices y tienen mejores resultados en evaluaciones del nivel de desarrollo intelectual.

 

sexo oral antidepresivo

Finalmente no se trata de investigaciones y resultados, se trata de cómo llevar una vida sexual sana y sobre todo de mutuo acuerdo con nuestra pareja.

 

Lee también: LAS VERDADERAS ZONAS ERÓGENAS DE UN HOMBRE


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?