¿De qué tamaño es tu Ego? Egómetro

¿De qué tamaño es tu Ego? Egómetro

Ego significa “yo” en latín.

El ego puede ser enorme, y lo único que hace es que la persona solamente voltee a ver sus propias necesidades perdiendo las de los demás. Se vuelve su propio centro de atención. El mundo gira solamente a su alrededor, ¿Te suena?

Todos tenemos ego, ahí nacen las ideas, la identidad pero dependiendo de la percepción que tienes de ti o de lo que crees que deberías ser, es como se forma tu ego.

Mientras menos conciencia tengas de tus defectos, de tus cosas por trabajar, de la humildad, más grande es tu ego. Las personas con un ego muy alto solamente viven para ellos.

El ego se puede manifestar de estas distintas formas:

  • El sabelotodo:  siempre tiene la razón, nunca acepta que se equivoca
  • El insaciable: hace todo por ser el centro de atención siempre, no valida a los demás
  • El envidioso: no soporta el triunfo de los demás
  • El sordo: no escucha a nadie e interrumpe siempre
  • El jinete: se monta en lo que dicen los demás y lo hace suyo
  • El manipulador: aquel ego que siempre arregla todo a su favor para tener la razón
  • El prestigioso: que siempre busca aplausos
  • El orgulloso: aquel que no le gusta perder bajo ninguna circunstancia
  • El superman: yo lo puedo todo y soy superior

¿Te identificas con alguna? Ten cuidado, la gente con EGOS grandes no evoluciona, no tiene buenas relaciones, no mejora, no crece interiormente, ni espiritualmente, no es funcional, no es feliz. Nunca está satisfecho, no tolera la frustración.

 

Fuente: http://rincondelbibliotecario.blogspot.mx/2012/05/los-10-tipos-de-ego-que-existen.html

MÁS SOBRE EL DIARIO DE LA NENA

No encontramos notas relacionadas.


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?