¿Terapia de pareja?

¿Terapia de pareja?

Todas las parejas se molestan, discuten y tienen su propia lista de áreas por mejorar, eso es perfectamente normal. Sólo que existe un punto durante las relaciones en el que los problemas con nuestra media naranja sobrepasan nuestra estabilidad emocional. Cuando la tristeza, el cansancio y los intentos por solucionar las cosas son demasiados, sientes que pierdes el control. Es ese momento en el que llegamos a la desesperación del “ya no sé qué hacer”.

Es más claro que el agua, algo definitivamente no está funcionando de la misma manera en la que lo hacía antes… Y entonces brillantemente se te ocurre: “Tal vez necesitamos ayuda”.

¡Pero cómo te puede pasar eso por la cabeza! (Sí, aquí la cabeza se te parte en dos). Una de las palabras que más asustan cuando estamos atravesando un momento difícil en nuestra relación es “terapia”. Para muchas mujeres es un tema indiscutible con su pareja. Parece tabú, porque creemos que eso es algo para parejas que están extremadamente dañadas o que han vivido situaciones muy fuertes.

terapia de pareja

Pero no. La terapia de pareja es una opción real, viable, positiva y progresista para cualquier pareja que quiera crear una base mucho más sólida y armoniosa en su relación. Repito progresista porque es cómo las buenas dietas: esas en donde aprendes a comer bien y saludablemente, las que vas bajando de peso muy lentamente pero que tienen resultados duraderos.

¿Cómo proponérselo a tu pareja? Lo más fácil sería dormirlo, raptarlo y qué se despierte en el consultorio, pero vamos a evitarnos medidas drásticas. Lo único que te queda es una absoluta honestidad: empieza por decirle a tu pareja cómo te sientes últimamente, sé lo más detallista posible (ojo, evita reclamos y acusaciones, enfócate en tus estados de ánimo). Pasa luego a exponer una gran disposición por querer mejorar y sutilmente suéltalo. Es posible que su primera reacción sea decirte no, vas a tener que aprender a ser muy paciente y puede ser cosa de días. No se puede obligar a nadie.

Ya que lo hayas logrado encontrarán en la terapia un espacio en donde el único trabajo será su relación, cero distracciones y un ambiente propicio. Este lugar aparte resulta ser bastante neutral. De entrada serán escuchados por otra persona (a veces ser escuchados es lo que más nos hace falta) y con el tiempo aprenderán a escucharse el uno al otro. Va a requerir un gran compromiso: invertir tiempo, practicar algunos ejercicios y sobretodo abrirse al conocimiento mutuo. Ten en mente que puede que no siempre salgas contenta porque a veces por ser mujeres creemos que siempre tenemos la razón y no. Te aseguro que va a ser toda una experiencia y ojalá los ayude a ambos.

Sí de plano no acepta tu propuesta ¿por qué no vas tú? Te puedes dar una sorpresa y aprender varias cosas de ti misma. Conócete, entiende de dónde vienes, porqué actúas de cierta forma y decide que quieres lograr contigo misma. Nos han dicho tantas veces que no podemos cambiar al mundo si primero no hacemos cambios en nosotros mismos, tal vez es un muy buen inicio. Y ya si tu pareja no lo nota y no tiene ni la más mínima intención de encontrar cualquier otra opción para solucionar las cosas puede que te ayude a estar más preparada para tomar una decisión.

¡Suerte!

Si quieres leer más sígueme en @diariodelanena

facebook


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?