Un ejercicio maravilloso: nadar

nadar-para-bajar-de-peso

Como siempre, les tengo que recomendar llevar a cabo alguna actividad física constante. Hacer ejercicio es una maravilla para el cuerpo, para la mente y para el alma. En lo personal, tengo que confesar que hacer ejercicio me ayuda a despejarme y a estar de mejor humor todo el día.

Cuando algunas de ustedes me preguntan cuál es el mejor ejercicio, yo siempre les digo que es aquel que les guste más, desde bailar hasta box. Cada una encuentra una rutina o un deporte que le gusta, con el que se siente bien y ese es el que hay que hacer, si nos gusta lo que hacemos, encontraremos menos pretextos para dejarlo e iremos con más gusto a practicarlo.

Hoy les quiero hablar de nadar. ¡Uff, me encanta! Además de ser un deporte divertido, el contacto con el agua es maravilloso y trabaja todo tu cuerpo.

Nadar es genial porque:

  • El número de calorías necesarias para avanzar dentro del agua, es cuatro veces mayor al número de calorías que se necesitan para realizar una actividad de caminata
  • El cuerpo requier mayor esfuerzo para desplazarse, pues tienes que luchar contra la resistencia del agua
  • el cuerpo consume más calorías al trtar de mantenerse flotando
  • El cuerpo gasta energía para la termorregulación al intentar mantener la temperatura corporal a 37 grados centígrados
  • Trabaja el sistema cardiovascular, el respiratorio y todos los grandes grupos musculares, aumentando la quema de grasa

La natación es ideal para personas con sobrepeso, problemas de columna o con alguna lesión muscular, articular u ósea y no hay restricciones de edad.

En lo personal puedo asegurar que al estar en contacto con el agua todo el cuerpo se relaja y ayuda también a que nuestra mente se calme.

Eso sí, antes de aventarte un clavado, necesitas ir con un médico o con un entrenador que mida tu condición física y te recomiende un programa adecuado para empezar.

¡Al agua, patos!

Escrito por

Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?

¿Qué opinas? Deja una respuesta

comentarios