Yoga en casa

Yoga en casa

Por: Marcos Jassan

El yoga es la fuente de todos los beneficios a los que podemos aspirar en la vida. El yoga consume todas nuestras impurezas, elimina o minimiza los obstáculos en la vida. Pone al ego al servicio de nuestra alma y ayuda en la autoestima.

¿Cómo podemos empezar una rutina sencilla en nuestra casa?

Lo primero es tomar la decisión de dedicarte un tiempo para ti. Busca un lugar en el que quepas acostado, en el que puedas relajarte. Verás que son ejercicios súper íntimos que reconoces en lo mas profundo de tu ser.

  1. Entonces  acuéstate boca arriba y relájate. Suelta el paladar y los músculos de la cara, respira profundo y haz pausas en la respiración.
  2. Luego, empieza a estirarte fuerte, date unos 5 minutos de estiramientos largos y tendidos, combínalos con la respiración profunda. Alcanza los extremos de tu respiración y más que pausas aguántate el aire adentro y afuera  en las pausas. Con el tiempo saldrán bostezos de tu cuerpo y tendrás distintas sensaciones que corren por todo el cuerpo, se te irá la sangre a la cabeza, sentirás calambres y partes de tu cuerpo que no sentías antes.
  3. Luego ponte en postura fetal, pero hincado sobre tus rodillas y con los tobillos en punta, con la cadera en los pies y la cabeza colgando frente a las rodillas, permanece ahí por unos 5 minutos.
  4. Para terminar siéntate derechito con el pecho bien alto y con la espalda y el abdomen fuerte. Respira aun más lento y profundo y haz las pausas al final de la exhalación y de la inhalación lo mas largo que puedas por otros 5 minutos.

tumblr_mebtmsaipz1r41glqo1_500 tumblr_mebtmsaipz1r41glqo3_500

Haz esto por 10 días seguidos y coméntanos cuáles fueron tus resultados.

Suerte en tu exploración y te saludo de lo mas profundo de mi corazón al tuyo.   

 

@marcosjassan

www.omyoga.com.mx


Escrito por: La Nena
Soy una mujer que quiere ayudar a todas aquellas personas que padecen sobrepeso a cuidarse, mantenerse saludables y sentirse felices. Para ello, compartiré información que es de mucha utilidad para atendernos, de manera integral, y lograr no sólo una mejor figura sino una mejor autoestima. ¡Quiero animarlas, echarles porras y consentirlas mucho! Hagamos de este espacio un punto de encuentro, de ayuda, un refugio y un trampolín para lograr nuestras metas. ¿Qué te parece?